Seleccionar página

 

Aún nos acordamos de aquellas tardes de conversación acalorada e ilusionante cuando pasábamos del café americano y el cortado sin azúcar, a la Estrella Damm al Ribera del Duero en menos que canta un gallo. Hablábamos sobre historias y sonidos, de música e identidades, y fue entonces cuando dimos con la pregunta ¿qué sonidos tienen nuestros relatos o, qué sonidos tienen una presencia importante en nuestras vidas? Empezamos a hacer un minucioso trabajo mental para dar con los sonidos más populares, más íntimos, más significativos, y nos dimos cuenta de lo difícil que era identificarlos. ¿Cómo puede ser que recordemos olores, imágenes e incluso sensaciones, pero que nos cueste tanto reconocer el sonido? ¿No será que hemos apartado un poco la escucha para disfrutar de la vista en estas últimas décadas?

Con todas estas preguntas nos fuimos a dormir pensando que debíamos poner en valor todo lo que llegamos a escuchar a lo largo de nuestra vida. Porque, aunque no nos demos cuenta, aunque el sonido siempre pase desapercibido, siempre nos acompaña y tal vez, solo necesitamos pararnos a pensar un segundo, o dos…

Enseguida se nos presentó un gran reto: Hacer que la gente recordara sus sonidos. Necesitábamos poner en marcha todos los activos sensoriales y preparar el terreno para encontrar aquellos recuerdos audibles, por pequeños que fueran o por confusos que parecieran, que nos ayudarían a situar el sonido en nuestro mapa mental. Así que decidimos poner a prueba la mente y empezar a entrenarla. Saldríamos a la calle en busca de los más inverosímiles recuerdos sonoros y los publicaríamos en nuestras RRSS.

Pero aquí no termina la historia porque no contentas con este maravilloso trabajo de campo, nos propusimos contar con lxs mejores compañerxs de viaje. ¿Como no ponerle una pizca de arte plástico a estos sonidos? Nuestra esencia radica en la colaboración y rodearnos de personas talentosas que puedan darle cuerpo y forma a cada una de las historias sonoras ha sido la mejor decisión que podríamos haber tomado.

Nos complace invitaros a pasear por las historias que van a convivir en esta nueva sección, a descubrir nuevos artistas y a despertar la curiosidad de vuestros oídos.

Ahora solo queda que nos cuentes tú, te escuchamos en, ¡Deja que suene!

 

 

Portada de @peticollage